Blogia
Marilyn...del Cuyaguateje

Alegrar, siempre alegrar

Alegrar, siempre alegrar

Contrario a lo que muchos pudieran pensar, la mayor parte de los vecinos residentes en las zonas aledañas a la Plaza Provisional del reparto Hermanos Cruz, en las afueras de la ciudad pinareña, acogemos con beneplácito la puesta de música grabada los fines de semana.

Por muchos motivos defendemos que es una de las opciones que tienen los jóvenes durante esos días, a los que también se suman los correspondientes a la etapa vacacional de verano. Es un reparto que pide a gritos este tipo de velada, pero sin enloquecer.

Ocurre, sin embargo, que los responsables del audio de este jolgorio parecen no tener una idea de cómo utilizar mejor el sonido para alegrar, sin necesariamente atormentar, molestar, o casi volver locos a los vecinos circundantes. Quienes crean que mientras más alto, mejor, está totalmente equivocado, porque lo que pudiese ser una diversión, se convierte en una tortura para quienes por derecho propio les gusta estar en la sala de su casa viendo la programación televisiva, y no a  puertas cerradas.

No hay que cambiar nada de lugar, sino exigir que se cumplan las normas de urbanidad, porque nadie tiene derecho a agredir los sentidos del otro, y mucho menos hacerlo reiteradamente con oídos sordos ante el reclamo de la gente.

Entonces, mientras unos bailan y cantan, otros, sosegadamente, podrán también dentro de sus hogares hasta disfrutar de los temas del momento. Alegrar, sin enloquecer, es lo válido.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres