Blogia
Marilyn...del Cuyaguateje

Wil Campa y su feliz tránsito como sonero

Wil Campa y su feliz tránsito como sonero

Cuando se pensaba que el género estaba estancado, entre los que persistían en su interpretación, estaba Wil Campa. Se quería un nuevo sonero y él descollaba porque tenía buena presencia escénica, facilidad para improvisar y otras cualidades necesarias para descollar en el ritmo. Y tras su paso por dos excelentes agrupaciones de su natal Pinar del Río y ocho años como voz líder de Otra Visión, de Orlando Valle (Maraca), confirmó que tenía mucho que ofrecer.

Wil le acaba de dar otra alegría a los que creyeron en él o, simplemente, a los que confían en los valores de nuestra música, con su segunda gira por Canadá que comenzará este fin de semana, con una presentación en el Vancouver International Jazz Festival (nos representará junto al maestro Chucho Valdés); al que seguirá otra en el Saskatoon, y finalizará en el Festival Latino de Calgary.

En su primera visita, Wil alternó con Ornette Coleman, Wynton Marsalis y Natalie Cole, entre otras figuras. Reputados críticos como Paul de Barros (Seatle Times), Alexander Varty y Tony Monague (The Georgia Straight) le dedicaron amplios elogios, calificándolo como A La nueva generación de la música cubana@ .

Pero, su nueva gira no es la única noticia. Es tiempo (Revolution Production), título de su autoría, es su primer CD con su orquesta. Contiene además Amor o Guerra, de Admiel Castellanos e Iván Reyes; Bata Jazz, de Alberto Acosta; y se destaca Son a Santiago, de Luis Ángel Díaz y arreglo de Joaquín Betancourt, especialmente porque su autor es pinareño y se está escuchando profusamente en la radio nacional.

En La Gran Unión se reunieron jóvenes (el promedio de edad es de 26 años) mayormente egresados de la Escuela Nacional de Música que lo han acompañado en este proyecto fonográfico que, al decir de Wil: A Al haberlo terminado, nos queda una extraña sensación de placer, porque se logró algo que nos propusimos: hacer buena música cubana para el mundo@ .

Y destaca su agradecimiento a los que colaboraron en el proyecto: Antoinette Massolin, el ingeniero Juan Hugo Suaraz, Markito Alonso, Carlos Alberto Acosta y, muy especialmente, a su orquesta.

Antes de partir hacia Canadá, conversamos con Wilfredo (Wil) Campa Correa.

) De quién se siente deudor?

A De Benny Moré y Miguelito Cuní porque, salvando la lógica distancia con ellos, son el espejo en que me miro, ya que siempre me he sentido sonero; y de Noel Villar, quien confió en mí y hasta me puso el nombre artístico; así como de El Indio (Alfredo Rodríguez) que fue el que me quitó el miedo escénico y me dijo que el son era mi camino. Ellos me guiaron cuando integré los grupos pinareños Cumbre y Yarey@ .

-Tomado de Granma-

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres