Blogia
Marilyn...del Cuyaguateje

Victoria del Barza sobre el Málaga 4-1

Victoria del Barza sobre el Málaga 4-1

Tras el pinchazo blanco en Almería, el Barça arrolló al Málaga de Pellegrini, la esperanza blanca, por 4-1 con los goles de Iniesta, Pedro y Villa en dos ocasiones. Los culés han dominado el partido a su antojo cimentados en una gran primera mitad y se quedan en solitario en la cabeza de La Liga.

El Barcelona de los récords ha abierto un poco más de hueco en la Liga tras su victoria ante el Málaga (4-1) y el tropezón del Real Madrid. Los de Pep Guardiola son los mejores en el ecuador del campeonato, los campeones de invierno y superan sus registros partido a partido.

A mitad del camino, el Barcelona asusta. Ha batido el récord de puntos en la Liga (52 puntos), lleva 28 partidos sin perder (23 victorias) y es el mejor Barcelona desde la etapa de Rinus Michels (1973-74), lleva marcados 61 goles a favor y 11 en contra y, globalmente, sus números son mejores que los de la temporada en la que lo ganó todo.

Dieciocho minutos, justo poco más de un cuarto de hora es lo que le duró el Malaga al Barcelona. Sabiendo que el Real Madrid había fallado en la carrera hacia el título, un hito en esta Liga dual, los azulgrana no necesitaron una motivación extra. Un gol en el minuto 8 y otro en el 18. Pero sobre todo, la impresión de que el engranaje es perfecto, los mecanismos funcionan y, además, la creatividad es el santo y seña de los de Guardiola.

Dirigidos por Xavi e Iniesta, espléndidos; y con Leo Messi que hoy se puso el traje de pasador. El primer gol fue de Iniesta. El albaceteño acertó de primera un servicio de Alves. Andrés, un tipo que en su carrera se ha distinguido por su clarividencia, pero no por sus goles, ahora ya hasta marca con asiduidad. Los barcelonistas combinaban, creaban espacios y los ocupaban. Su fútbol era magnífico, como es habitual, pero con un punto más de velocidad, inabordable para cualquier rival.

El Málaga sintió el primer gol. Asenjo evitó el 2-0, en una acción de Pedro; y tuvo suerte cuando vio que un remate de Xavi desde fuera del área dio en el palo (m.17). Al minuto siguiente, Messi, el mejor goleador del mundo, asistió a Villa. El asturiano no perdonó.

Era su decimotercer gol en Liga en su primera temporada como azulgrana. El partido estaba finiquitado. El Málaga de Manuel Pellegrini se había quedado muy pronto sin respuestas y sólo por un contratiempo, la lesión de Dani Alves, el Barça perdió momentáneamente el hilo del juego. Una combinación de Messi con Iniesta no fue aprovechada por el albaceteño, pero el rechace lo cazó el canario, siempre atento.

Control culé

Con el partido decidido, el Barça no arriesgó más en el segundo tiempo, periodo en el que los de Guardiola controlaron la situación sin agobios. El Málaga, el equipo que más se ha reforzado en el mercado invernal, remató por primera vez sobre la meta de Valdés en el minuto 65 y en el segundo, los de Pellegrini, marcaron en un buen lanzamiento directo de falta de Duda.

Con el gol, los andaluces aumentaron sus revoluciones, pero quien se espabiló fue el Barça. Tuvo suficiente con un cambio de ritmo de Xavi y un desmarque de Villa para marcar el cuarto. El asturiano sorteó a Asenjo con calidad y cerró el partido.

-Eurosport-

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres