Blogia
Marilyn...del Cuyaguateje

Santoro es más que Diogo

Santoro es más que Diogo

La noticia corrió de boca en boca: el sábado llegaría a La Habana procedente de Miami el popular Rodrigo Santoro, acompañando a Benicio del Toro, Santiago Cabrera y otros importantes actores y productores, para asistir al estreno de la película sobre el Che Guevara, de Steven Soderbergh —producida en dos partes (El argentino y Guerrilla)—, donde él interpreta a Raúl Castro.

Telenovelas, miniseries, películas, anuncios y hasta la voz del simpático ratoncito en la versión carioca de Stuart Little (primera y segunda parte), validan la temprana, sólida y ascendente carrera de Rodrigo Junqueira dos Reis Santoro, nacido en Petrópolis, Río de Janeiro, Brasil, el 22 de agosto de 1975.

Como profesional, sus inicios se remontan a 1994, cuando consiguió integrar el elenco de la telenovela Patria Minha (Patria mía). Sin embargo, su primer papel verdaderamente relevante en la televisión de su país llegaría al año siguiente con Explode Coração (Explota corazón), donde interpretó a un muchachito que se «enredaba» con una mujer madura, que causó sensación y disparó los índices de audiencia.

Bicho de siete cabezas (2001), donde encarnó brillantemente a un joven que es internado a la fuerza en una institución psiquiátrica por su familia, marcaría la entrada en el séptimo arte, y su actuación sería recompensada con el Premio al Mejor Actor, otorgado por la Academia Brasileña de Artes y Cine.

El año 2003 fue uno de los más intensos en su todavía incipiente carrera cinematográfica, al intervenir, fuera de su país, en las cintas The Roman Spring of Mrs. Stone, con Helen Miren y Anne Bancroft; Los Ángeles de Charlie: al límite, junto a Cameron Díaz, Drew Barrymore, Demi Moore y Lucy Liu; y en la recordada comedia romántica Love Actually, donde compartió roles con Hugh Grant y Emma Thompson, entre otros destacados actores.

Por entonces, Santoro participaba además en el filme brasileño Carandirú, basado en la vida dentro de la Casa de Detención de Sao Paulo (mayor prisión de Latinoamérica), donde hizo de un travesti llamado Lady Di.

Esta película no solo rompería todos los récords de taquilla, sino que significó la entrada de Brasil a los cotizados Oscar, en la categoría de Mejor Película Extranjera.

En el 2007 llegaría 300, donde asumió el papel de Jerjes I —el rey persa que se empeñó en conquistar Grecia en el 480 a.C—, y que le valió una nominación de MTV Move Award como Mejor Villano, galardón que finalmente fue concedido al veterano Jack Nicholson.

Entre las más recientes producciones: el drama de acción Cinturón rojo, la ya mencionada del Che, Leonera y otras por estrenar.

Con semejante currículo, era sabido que conseguir una entrevista con quien es considerado por muchos el actor brasileño de mayor éxito internacional del momento, sería toda una odisea.

Nota: Ver más en www.juventudrebelde.cu

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres